Resurgir

Estimados lectores,

Hoy vengo con una reflexión. Basta de reseñas por el momento. Llevo unos cuantos días en los que mi mente no para de moverse a toda velocidad: cambios en el trabajo, escribir mi segundo libro, acabar los estudios… En fin. Un montón de estímulos que se han acumulado en mi mente y me han agobiado un poco.

Pero me siento muy orgulloso de mí.

Cuando inicié el blog, escribí un artículo acerca del Ave Fénix. Me encanta la simbología que tiene este mítico pájaro. Pues bien, hace poco volví a resurgir de nuevo de mis cenizas. Al parecer le estoy empezando a coger práctica y cada vez se me da mejor.

En octubre tuve un accidente de tráfico. La conductora que nos golpeó fue una chica que al parecer iba bastante bebida y no nos vio. Por fortuna no fueron grandes daños para mí y para mi mujer. No obstante, lo más molesto fue todo lo que acarreó el accidente: la rehabilitación.

Siempre he sido un adicto al deporte. Si un día no puedo ir al gimnasio os tendréis que enfrentar a mi mal humor. Lo reconozco, soy adicto a las endorfinas que genera el deporte. Pues bien, tras una visita médica, me dijeron que no podía hacer nada. Solo lo justo y si el fisioterapeuta me lo aprobaba. Hice caso, pues la lumbar me quedó afectada.

A los dos meses nos dieron el alta. Como dije, no fue algo tan bestia como para coger una baja laboral, pero sí como para limitarme casi tres meses. En enero volví a mi amado gimnasio. Poco podría describir el placer que sentí al entrar nuevamente a una clase de Body Combat y empezar a saltar poco a poco.

Poco a poco fui cogiendo el ritmo. A mitad de enero, al ver que me sentía mejor decidí, como bien mi locura me define, apuntarme a la Mitja de Barcelona que tuvo lugar el 12 de febrero. Nada más ni más ni menos que 21 kilómetros. Toma ya.

Pues allí estuve, en la línea de salida, y tras el pistoletazo corrí hasta el final. 2 horas y 17 minutos hice entrada en la línea de meta. Unos 20 minutos de más que mi tiempo normal. Una barbaridad, ¿verdad?

Sin embargo me siento orgulloso. ¿Por qué? Ahora es cuando vienen las críticas: eres un lento, yo lo hago mejor, bla, bla bla. Entonces es cuando respondo: sí, pero he resurgido de mi pequeño parón y he vuelto a la lona a luchar. Eso sí, con un dolor de lumbar dándome por saco durante los 21 kilómetros.

Lo importante de esta anécdota es que nunca debemos buscar un motivo para rendirnos. Está bien. Mi lesión duró  pocos meses. Otros se hacen daños más grandes de los cuales no se podrán recuperar jamás.

Lo que quiero decir con esto, es que la gran mayoría de nosotros tenemos la virtud de tener una vida sana, de tener recursos y la capacidad para lograr nuestros sueños. Cuando caemos, debemos intentar siempre resurgir. Nunca es tarde para volver a levantarse y seguir luchando (o corriendo).

En cuanto me recupere de las agujetas, volveré a pisar el gimnasio a entrenar. Eso sí, cuidando a mi pobre lumbar que cualquier día me manda a freír gárgaras.

Un abrazo.

Review of Showing Up Naked

Dear readers,

Today I’ll be writing this review in English. The reason is simple: this book is only available in this language.

On my writer’s journey I’ve seen many different books of different kinds: novels, short stories, thrillers and non-fiction books. Each one of them has something special.

However, not all the books I read catch my attention. Perhaphs the reason why is that in these books are not for me. Maybe I’m wrong, but this is how it works for me.

In 2014 when I was in Peru working for a project, I was bored in the hotel lying on my bed searching for something in Amazon that could teach me something. Then I found this book, Showing Up Naked, written by Erica Lee Boucher. The cover caught my attention. It shows the author naked. Then I thought “What can this book be about?” I read the description and I knew it was for me.

Book details

showing-up-naked

 

Title: Showing Up Naked

Author: Erica Lee Boucher

Genre: Conciusness & Thought

To buy it click here

 

 

My experience

At first when I openedthis book I could only read half of it. There was something in me that didn’t allow me to continue. It wasn’t boredom. On the contrary, I was having fun while reading it because there were interesting reflections about life and the Universe. Then I realized I had to this about what I had learned during the first chapters and apply it in my real life.

During this time I’ve been working really hard and faced many challenges during 2 years: death of family members, tons of workload and living unfair situations at work. It was then when I understood I had to become the hero of my life.

I decided to start a journey then. After getting married I decided to write my first book Encadenado (it could translated as Chained Up in English). I saw that we live in some kind of sick society that think that happiness is doing everything in a certain way, as if there were rules that had to be followed. For example, focusing more on business rather than family. By doing that I feel that mankind is being destroyed.  We see that everyday in our lives. Companies that fire employees to raise their benefit, our food contains substances that make it more addictive. But the worst of all comes when I realized that we all live in a zombified society. You only have to look at other people’s eyes. It feels as if they were soulless, hypnotized to work, to study, to live chained up to social values, struggling constantly to gain more money, to satisfy their boss’s needs, going to the gym not to health purposes but to lose weight more and more to appear attractive before others.

Every day I see people falling into darkness. Girls becoming more anorexic, employees staying overtime so that they can say they work until late, while families are being abandoned and love is lost.

Then I realized it was happening to me as well. So I decided to stop it.

When I married, a lot of people used to judge me in different ways. Many said I was making a mistake, others that I had to have children immediately after the wedding. I had a headache most of the time because of hearing what people were saying constantly to me how to live my life.

The truth is that I got married because I loved my wife. If that love one day ends I’ll divorce. As simple as that. In my honeymoon I realized I did well. Many don’t want to marry or love because they want to avoid pain. Others wanted me to marry my wife only because they said it was the right thing to do and have children. Love cannot be forced. It has to come naturally and so I did.

In my trip to the United States we drove to las Vegas from the Death Valley. A very amusing experience. One could say that the Death Valley was not the one you see in California. Las Vegas it is more dead actually.

Yes, I recognize that I had fun with all the casinos and all the lights. When I mean it’s dead it’s because when you inside the casino, you see a lot of sickened people playing to the same slot machines for hours. And again I saw how sick is our society. The very same happened in Spain, in the United States and all over the world. Zombies manifest in different ways. Some gamble the whole time, others work the whole time, without knowing the reason why there’re stuck in a situation like this.

We got back to Barcelona and I started my writer’s journey. I wrote a book about a guy named Victor who lives chained up to social values, always doing his best to satisfy others’ wishes: his mother’s, his wife’s, etc. One day he realizes this is all false happiness and an illusion that doesn’t exist.

Then he starts a journey in which he needs to wake up and fifht for what he desires.

When I finished the book I kept reading other books and saw in my tablet this one I stopped reading one year before. Then I realized I was worthy of finishing it. I had to understand a lesson before continuing the reading.

And so I did and ended Showing Up Naked.

My review

Enlightening. That’s all I can say. It’s sad that this book is only available in English. I honestly think it can help people from all over the world.

What makes it special is that it is a realistic book. It’s  different from this kind of self-help book that tell you that everything will be all right if you think positively and so on. This one, on the contrary, shows an optimistic point of view despite the struggles we have in life. Even the author shares with us the issues she encountered during her life and how she overcame them with the right way of thinking.

This book teaches how to open our heart. Not only in front of others but to ourselves. This has been for me the most important idea.

It’s important to feel sadness or anger when we need to. We life in a society that tells us that we need to avoid those feelings. It reminded me a little of the movie Upside Down that teaches us that feeling only joy is the way to feel happy. Other feelings matter as well. If we try to stop feeling anger, this will explode (as it happens in the movie).

Also it teaches us how to be empathetic toward others. Everyone behaves in a certain way for certain reasons. Their reasons. It reminds us that we are beings of light after all. It’s important to love ourselves and others not matter what.

As other books I’ve read, this is a book that needs to be read slowly. Rush is not allowed here. It contains exercices that can help us understand both the contents of the book and ourselves. It’s not a psychology book with difficult terms and psichoanalysis, thank God. It’s a book whose fate is help enlighten you so that you’re capable of starting your journey, the same way I did. It’s a book that will show you how to listen your inner voice and find the right path.

This is why I’ve written this review. I think it’s a book that needs to be shown to the world that is dying.

 

 

 

 

 

Reseña de Erótica destroyer

Antes de Navidad empecé a leer un libro que me llamó la atención. Prometía relatos eróticos cortos diferentes a los que se podían encontrar en las estanterías virtuales. Decidí leerlo entonces. No quedé indiferente. 

No voy a escribir una reseña muy larga, porque creo que con pocas palabras se puede describir esta obra.

FICHA TÉCNICA:

 TÍTULO: Erótica destroyer
Autora: Katy Infierno 

Género: Erótica

Longitud: 210 páginas

Si deséis adquirirlo en Amazon haced click aquí

Siempre he hablado en anteriores posts de mantener una mente abierta. En este libro deberéis abrirla al máximo. Para que os hagáis una idea, se compone de relatos cortos con un toque bastante explícito.

Debo reconocer que he quedado muy sorprendido y fascinado por la valentía e imaginación de la autora. Aunque no todos los relatos sean de mi agrado, agradezco que la autora haya incluido variedad en uno y cada uno de ellos.

¿Cómo definirlos? Todo depende del relato. Se sale mucho del libro erótico convencional que parece sacado de una telenovela. Si algo me ha gustado en general es su originalidad y el riesgo que toma la autora en publica algo así.

De toda la colección que hay en su interior, podemos encontrar relatos tanto románticos, explícitos a más no poder, e incluso grotescos y divertidos. Debo reconocer que he disfrutado mucho con su lectura, sobre todo con la historieta del final que parece sacada de otro mundo. 

Es admirable su imaginación. No solo por las recambolescas historias, sino porque es capaz de sorprendernos con un final inesperado en cada uno de ellas. Se podría decir que hace un buen uso de esa desperdiciada cualidad humana que se llama “estar como una puta cabra”. En esta reseña no lo digo con una connotación negativa. Ni mucho menos. Lo que quiero dejar claro es que para escribir, hay que dejar que nuestra propia locura nos haga escribir y crear. Es el punto de originalidad que cualquier escritor debería aprender (tanto noveles como experimentados).
Te gustará sí…

  • Si estás cansad@ de leer siempre las mismas historias eróticas ñoñas hasta aburrir. 
  • Si tienes una mente abierta y libre de prejuicios.

Espero que os haya gustado la reseña.

Saludos

Somos campeones

Corría el año 2013. Era noviembre y yo me encontraba en la frontera con Francia. Estaba muy nervioso. La ansiedad se había  apoderado de mi cuerpo. Era la primera vez que me enfrentaba a un reto tan grande. Al menos en aquel momento.

Me encontraba en Behobia, esperando a que dieran el pistoletazo de salida de mi grupo. Iba a correr 20 kilómetros por carretera. La prueba consistía en cruzar los pueblos corriendo por carretera hasta llegar al Boulevard de Donosti. Iba a cruzar montañas, y no sabía si estaba preparado para ello.

En cuanto dieron el pistoletazo de salida, solté el chubasquero y lo lancé al suelo como marcaba la tradición del lugar. Empecé a correr con cautela, vigilando que la emoción del momento no poseyese mi alma y me arrastrara, junto a otros corredores que habían cometido ya ese error, a retirarme de la carrera antes de tiempo.

Como dice Lao-Tse, “Un viaje de mil millas comienza con el primer paso”. En esa ocasión se trataba de 20 kilómetros, pero para mí consistía en superar una barrera.

Al cabo de pocos kilómetros corriendo a través de hermosos verdes campos por el País Vasco, empezaron las cuestas. Me tranquilicé y subí a mi ritmo, sin presionarme demasiado. 

Tras cruzar el primer umbral, llegó la bajada y con ello, aproveché para devolverle un poco de tranquilidad a mi corazón y aire en mis pulmones. Numerosas eran las leyendas de corredores que caían fatigados en mitad de una carrera, o peor aún, muertos de un ataque cardíaco.

Seguí adelante y vi un curioso personaje disfrazado de pirata. Era una tradición, decían. Sonreí ante tal visión y continué.

Subí un par de cuestas más, y ya hacía el kilómetro 15, mis piernas se encontraban fatigadas. Ahí aprendí que en bajada uno se puede llegar a cansar más (y lastimar las rodillas).

Era el kilómetro 18. Si no recuerdo mal. Entramos en Donosti y solo quedaban 2 kilómetros. Di gracias a Dios, y eso que no soy creyente, a que quedaba poco para acabar con aquella tortura. 

Sin embargo, una prueba final esperaba al final. Una última maldita cuesta.

Quería morirme. Reuní las pocas fuerzas que me quedaban y empecé a subir.

Me costaba. Empecé a ralentizar mi marcha. Me dolían músculos que ni conocía. El glúteo me ardía, los gemelos empezaban a subirse, y los cuadríceps me atormentaban de dolor.

Levanté la vista y vi que aquello estaba abarrotado de gente. Éramos muchísimos corredores, pero en aquel momento me sentí único.

Gente que no conocía nos animaban. Algunos pronunciaban nuestro nombre, que aparecía en la dorsal, para darnos un poco más de fuerza y llegar a la meta.

“¡Vamos Jorge tú puedes!”, me gritó un chico.

De la nada, saqué fuerzas para ascender la cuesta. Recibí un pequeño empujón, pero no fue suficiente. A continuación, otra persona, no sabía si hombre o mujer, gritó:

“¡Vosotros podéis llegar a la meta! ¡Vosotros tenéis los huevos que nosotros no hemos tenido! ¡Sois unos campeones”

En cuanto escuché esas palabras, mi corazón recuperó instantáneamente las fuerzas para latir. Las piernas me seguían ardiendo, pero mi alma podía soportar ese dolor.

Iba a llegar a meta sí o sí.

Subí la cuesta, corrí la larga recta, y entré en el boulevard de San Sebastián (Donosti). Tardé 2 horas aproximadamente. Un tiempo considerado mediocre.

Pero me daba igual.

Llegué a la meta. Eso me importaba. Quizás estaba lejos de ser el mejor. Gracias a las voces de ánimo, me di cuenta de que era un campeón simplemente por haberme atrevido a realizar aquella prueba. Superé un límite.

Dos años más tarde acabé una carrera de montaña de 23 kilómetros, la cual tardé 3 horas y media en acabar. Nadie me animó porque en medio del bosque es un poco complicado encontrarte con gente, pero los ánimos seguían resonando en mí.

Y así seguiré.

No sé si te ha pasado, pero, cuando escribes un libro, pasa lo mismo. Da igual lo que la gente piense de ti, si eres malo o no. Lo importante es que dentro de ti resuene esa voz que diga “Eres un campeón”. Lo importante es haber acabado tu obra. Ya mejorarás con el tiempo. Todo llega.

Escribo esto porque a menudo me encuentro en Internet a personas con un verdadero talento, pero que lamentablemente son incapaces de luchar por sus sueños porque creen que no lo conseguirán. Evidentemente, cada persona es diferente, pero lo importante, lo que nos hace campeones es intentarlo. Eso es lo que nos distingue de aquellos que nos critican, de aquellos que se leen tu libro y dicen que es una mierda, cuando ellos por dentro desean fervorosamente hacer lo mismo. Te puede pasar en el deporte, te puede pasar en cualquier ámbito. Tú eres una luz. No lo olvides jamás. 

Puedes tener, como yo, la suerte de que te apoyen personas como mi mujer, pero si no las tienes, repítete mil veces cada día lo grande y genial que eres.

Como cada tarea, hay que ser perseverante. Con el tiempo, llegarán los resultados. Con ello, el cumplimiento de tus sueños.

A veces solo tenemos que subir una última cuesta.

The End of a Chapter

Dear Readers,

Normally I don’t write things in English in my blog but today I’ll make an exception to celebrate the beginning of a New Year and a new chapter in my life. Also, I’ll try to write articles in English if time allows me to.

One of the most significant chapters of my life ends today. I must say that it has been a very challenging year to get through.

In the beginning of this year, I decided I wanted to finish writing a book, running a half trail marathon and keep on the Grade in Communication that I’m currently studying.

Despite the difficulties I had encountered along my journey, I could get through them. It’s not easy when in the middle of the year, life decides to strike you with an unexpected loss. Fortunately, my family was blessed with the birth of my nephew, even though some time later another relative left us unexpectedly. Luckily, that light still shines in my nephew.

However, I’ve always thought that one must resurrect from his ashes, like a Phoenix, which always comes with me in this journey of writing, running, struggling and dancing everyday.

I’m grateful to my wife, to my family, who gave me the strength to keep writing until I could finish my first book Encadenado (which I hope I can translate it one day to English), with the aim of teaching that anyone can reach his goals if he decides to do so, and that the dark side will be there tempting us to fail. In order to succeed, we must always listen to our heart instead than following others’ wishes.

However, despite the fact that my book should be reviewed more deeply and correct some things, I have to say that world where we live in is drowning. We try to live faster, we seek others’ company for our own interest or for a one-nightstand before trying to build a relationship based on pure love. We live in constant competition, rejecting others’ point of view, instead of seeing them as masters or help them in their journey in one way or another.

And in a dying world, I’ll soon finish my new book of which I can’t talk for now, but it will come out in 2017.

What can we expect in the upcoming year? I don’t know and I don’t care. As in previous years, I know for sure that I’ll go on and that I’ll reach my goals, since I possess the gifts and abilities that life gave me when I was a born, and the best wife and family in the world.

¡Happy New Year!

El fin de un capítulo

Estimados lectores,

Hoy acaba uno de los capítulos más significativos de toda mi vida: el año 2016. Debo decir que salir adelante en este año ha sido todo un reto.

A principios de 2016 me propuse finalizar un libro, correr una media maratón de montaña, y seguir en el Grado de Comunicación que estoy estudiando.

Pese a las dificultades, he podido salir adelante. No es fácil cuando en medio del año la vida te da una hostia con una pérdida inesperada. Por suerte, mi familia fue bendecida por el nacimiento de mi sobrino, aunque poco después hubo otra pérdida inesperada en la familia. Por suerte, esa luz sigue brillando en forma de bebé.

No obstante, siempre he pensado que uno debe resurgir de sus cenizas, como el Ave Fénix, el cual me acompaña en este viaje de escribir, de correr, de luchar y de bailar todos los días. Gracias a mi mujer, a mi familia, he podido armarme de fuerzas todos los días y seguir escribiendo, hasta poder acabar mi primera obra Encadenado, con el fin de dar a entender que cualquiera puede alcanzar sus metas si se lo propone, y que el lado oscuro siempre estará ahí para tentarnos a fracasar, pero que debemos escuchar siempre los deseos de nuestro corazón antes que el de los demás.

Sin embargo, pese a que mi obra deba revisarse aún más exhaustivamente y corregir algunas cosas nuevamente, el mundo en el que vivimos se va a la deriva: cada vez queremos correr más, buscamos la compañía de los demás solo por el interés o echar un polvo momentáneo antes que pararnos a forjar el amor. Vivimos en la competición constante, menospreciando a los demás, en vez de verlos como maestros o ayudándoles en su viaje de alguna manera u otra.

Y en un mundo que se está muriendo, pronto saldrá a la luz otra novela mía de la cual no puedo hablar, pero que sí saldrá de mi mano en el 2017.

¿Qué nos deparará el Nuevo Año? No lo sé, ni me importa. Como en años anteriores, sé que saldré adelante y cumpliré mis sueños, porque cuento con las mejores habilidades que la vida me ha dado, y la mejor mujer y familia que alguien podría desear.

¡Feliz Año 2017!

 

Reseña de “La habitación del candado”

Seguimos caminando, dejando las tierras de Londres tras la lectura de La chica del tren y nos vamos al otro lado del charco, a visitar en algún lugar de los Estados Unidos el pueblo de Past Grove.

Actualmente, estoy escribiendo un libro del que todavía no puedo dar muchos detalles, y para ello, necesitaba inspirarme en un libro del género de terror. Si bien por ahora no está en mis planos escribir una historia macabra, he creído buena idea alimentarme con una pequeña dosis del mismo, sentir en mi cuerpo esa emoción que nos hace luchar, huir, o paralizarnos en el lugar esperando lo peor, con el fin de incluir algunos aspectos en mis futuros proyectos. Comenzamos.

La habitación del candado.JPG

 

Título: La habitación del candado

Autor: Juan de Haro

Género: Terror

Extensión: 382 páginas

Puedes saber más en Amazon

 

 

Sinopsis (extraída de Amazon)

“La madre de Logan muere en un accidente de tráfico, y él, aunque sobrevive, se ve obligado a postrarse para siempre en una silla de ruedas. Y la noticia que recibe por parte de su padre de pasar el verano en casa de su abuela, a quien apenas conoce, no le gusta demasiado. Sobre todo cuando es testigo del lamentable aspecto de ella y de su inflexible carácter.
Todo empeora cuando Logan la ve entrar en una extraña habitación con un candado manchado de sangre. ¿Por qué oye gritar a su abuela siempre que entra en la habitación? Su desesperada obsesión por entrar en la habitación lo conduce a toparse con un pasado atestado de dolor, un caso policial olvidado por todos que desea volver. ¿Te atreves a abrir la puerta junto a Logan?”

Mi visión sobre esta obra

Normalmente intento ser objetivo en las obras que leo, pero esta realmente me ha encantado por diversos aspectos.

Aspectos formales

El vocabulario es complejo pero para nada engorroso. Si bien las palabras utilizadas no son las habituales, el autor no las utiliza con el fin de parecer arrogante, sino con el fin de enriquecer la acción descrita. Al principio debo reconocer que me chocaba, pues el estilo es pulcro, y bien cuidado. Da la sensación de estar observando un cuadro y, tras observarlo durante un rato, te das cuenta de que el pintor ha dedicado buena parte de su tiempo en cuidar que las pinceladas sean perfectas para transmitir lo que deben transmitir.Así son las palabras de este libro. Para que me entendáis:

No es lo mismo decir:

-Te odio… – dijo en voz en baja.

Que:

-Te odio… – masculló.

En la segunda frase, puedes imaginarte al personaje hablando entre dientes, cuando en la primera, únicamente baja el tono de voz.

Pues ese es el uso de las palabras que realiza el autor. De esta manera, con menos palabras se dicen más cosas.

Aspectos narrativos

El desarrollo de la historia es fluido. Es un libro que hay que leer sin prisas, pues la trama tarda un poquito en formarse. Con esto no quiero decir para nada que haya capítulos de relleno. Al contrario. Hay capítulos que aparecen por medio, alejados del punto de vista del protagonista, Logan, que parece que no tengan nada que ver con la historia principal. No obstante, estos son necesarios para poder comprender el trasfondo de la misma, así que paciencia, porque cuando las piezas comienzan a encajar, entenderás el porqué de la buena calidad de la obra.

Luego, el aspecto que más me ha gustado y compartido al autor (sí, he tenido la decencia de enviarle un mensaje y decirle qué me ha gustado y qué no, que para eso promuevo el open feedback), es el hecho de crear un ambiente de inseguridad.

¿Recordáis que el protagonista es inválido? Pues a eso me refiero. La mayoría de relatos de terror, utiliza protagonistas que pueden correr, saltar, defenderse, pelear… Estas pelis y relatos dan miedo, pero los personajes pueden actuar. Ahora bien, ¿recordáis películas como Freddy Krueger? ¿Habéis jugado al juego de PC Five nights at Freddy’s? En el primero un asesino mata a sus víctimas en sueños, donde no pueden defenderse. En el juego de ordenador, un vigilante de seguridad tiene que defenderse de animatrónicos (muñecos robotizados para que me entendáis) que cobran vida por la noche. El vigilante no puede moverse de la sala de seguridad, y para evitar ser atacado, debe jugar con las cámaras de vigilancia para vigilar a estos seres, con una cantidad de energía limitada. Este juego se hizo popular por crear un ambiente de inseguridad constante (podéis ver el Gameplay aquí)

Pues de esta parrafada, a eso me refiero. ¿Os imagináis en una silla de rueda, en un pueblo que desconoces, mientras todo el mundo te explica de los peligros que acechan, y a los de que debes enfrentarse? Yo lo pasé realmente mal, sobre todo cuando en algún momento el protagonista se cae. ¿Cómo se defiende alguien así? Es realmente estresante cada vez que ocurre algo así, por la sensación de impotencia de no poder actuar como una persona en plenas facultades haría.

Por todos estos aspectos, la obra me ha satisfecho realmente. Espero que el autor continúe creando novelas como esta, pues es de los pocos que puedo decir que escribe por arte, y no por vender los libros como si trozos de papel se trataran. Si te gustan las novelas de suspense y de terror, este libro te gustará.

No suelo hacerlo, pero me gustaría dar mi más sincera enhorabuena al buen trabajo del autor.

 

 

 

 

Reseña de “La chica del tren”

¡Buenos días amantes de la lectura!

Durante el transcurso de mi viaje en el mundo de la escritura, en el que todavía soy cinturón blanco, me he ido encontrando con libros eróticos, de no ficción, e incluso de terror. Esta vez le toca a un libro de suspense, del que se ha hecho una película. Hablamos de:

La chica del tren

la-chica-del-tren

Título original:  The Girl on the Train

Autora: Paula Hawkins

Extensión: 496 páginas

Género: Suspense

Puedes saber más en Amazon

Mi opinión

¿Por dónde empezar? ¿Por las noticias buenas o por las malas? Empezaremos por las buenas: es una historia retorcida. Ahora las malas: el principio es confuso.

Esta novela tiene unos puntos fuertes que cabe destacar.

En primer lugar, la historia está narrada desde tres puntos de vista distintos, siendo Rachel el principal. Creo que la autora ha hecho un gran trabajo, sobre todo a la hora de distinguir las tres distintas personalidades de las que requiere, pues cada una tiene sus conflictos internos y objetivos. En este aspecto creo que está bastante bien trabajado, y permite conocer los sentimientos que tiene cada chica desde su propia posición.

En segundo lugar, el argumento de la historia es retorcido. Si bien en algunos puntos puede resultar un poco previsible, durante el transcurso de la misma se presenta una especie de confusión mental sobre los acontecimientos. Como lector, ha llegado un momento en que no entendía nada, no desde el sentido en que estuviera mal escrito, sino al contrario: la historia requería presentar un escenario de confusión y dudas, que se van resolviendo a medida que se va cerrando la historia en el último acto de la misma.

Por otro lado, también tiene sus puntos débiles.

Cuando empecé a leer la historia reconozco que me costó engancharme. Esto lo atribuía al hecho de que se tardan en presentar o entender los objetivos de la protagonista. Sí, es una chica que viaja en el tren, que tiene problemas con el alcohol y ve la misma casa todos los días. Estas primeras páginas son un poco aburridas.

Luego, el cambio constante de puntos de vista de la narración provoca un poco la pérdida del hilo de la historia. Afortunadamente, tienen su utilidad y no hace como algunos autores que pone “cosas” por medio para hacer relleno.

Este libro te gustaría si…

Si eres una persona que le gusta disfrutar de la buena lectura. El vocabulario no es difícil y es fácil seguirla, pese a que se tiene que tener un poco de paciencia al principio. Como dicen, lo bueno se hace esperar, y si de verdad te gustan las novelas policíacas y/o de suspense, creo que esta puede ser una buena lectura para ti.

Ahora bien, si buscas una historia romántica, no creo que esta sea una buena elección.

Espero que os haya gustado esta reseña.

¡Hasta la próxima!

Reseña de “Un nuevo amanecer es posible”

¡Buenos días amantes de la lectura!

En el post de hoy vamos a hablar de un libro que me he leído hace poco. No se trata de una novela, sino de un libro con el objetivo de iluminarnos.

Un nuevo amanecer es posible

Como hice hace unas semanas con el libro “Descubriendo a Valentina”, hoy cambiamos de género y nos metemos de pleno en el mundo de la psicología, una de mis grandes pasiones, en un libro de no-ficción.

un-nuevo-amanecer-es-posible

DATOS BÁSICOS

Título: Un nuevo amanecer es posible

Autora: Yolanda Mármol

Si quieres saber más puedes consultar su ficha en Amazon.

Descripción 

“¿ESTÁS PASANDO UNA CRISIS PERSONAL Y TE PREGUNTAS CUÁL ES TU MISIÓN DE VIDA?
¿ESTÁS CANSADO/A DE VIVIR UNA VIDA CARGADA DE DOLOR Y SIN SENTIDO PARA TI?
¿SUEÑAS CON UNA NUEVA FORMA DE VIVIR DESDE 0 Y MÁS ACORDE A TU FORMA DE SER Y SENTIR?”

No voy a poner nota. No vivimos para etiquetarnos, ya lo he dicho. El hábito no hace al monje, así que simplemente os voy a hablar de mis impresiones.

En primer lugar, se trata de un libro de una sencilla lectura, sin montones de tecnicismos que nos hacen leer más el diccionario que el propio libro. Tengo que decir que soy partidario de los libros que usan un vocabulario que no esté tan rebuscado, siempre y cuando se apliquen las palabras de manera correcta. De lo contrario, la lectura se entorpece y el mensaje no llega con claridad. Los que estudiamos Comunicación sabemos de lo que hablamos.

Pues eso, es un libro de fácil compresión. No hace falta tener estudios previos de psicología, ni de ningún campo en concreto. De lo contrario, ¿qué fin tendría?

En segundo lugar, está estructurado en pequeños capítulos o apartados, cada uno comenzando con una cita, introduciendo al tema que se va a tratar. A diferencia de los libros de autoayuda modernos, la autora nos realiza una breve reflexión al tema tratado, utilizando ejemplos de su propia experiencia personal, para ayudarnos a comprender en mayor profundidad los aspectos que se describen, así como aportando consejos que nos ayudarán en nuestro crecimiento personal.

Finalmente, si os vais a leer el libro, recomiendo que os lo leáis lentamente. Yo me lo leí a un ritmo rápido porque soy fan de la psicología y estoy familiarizado con los temas, pero es de esas tareas que deben realizarse lentamente, saboreando cada palabra. ¿Habéis ido alguna vez a un museo? Si pasáis por un cuadro rápidamente, veréis la imagen, colores, pero nada más. Si os paráis, pasáis los ojos por cada centímetro de la obra, veréis emociones, detalles, aspectos relevantes que os harán crecer. Pues con este libro debéis aplicar el mismo criterio, digiriendo cada palabra, cada frase que la autora nos aporta, releyendo si es necesario.

No está más nutrido quien más come, sino quien mejor digiere.

 

“Yo tengo razón, tú estás equivocado”

En vista a las numerosas discusiones con las que me estoy encontrando últimamente desde que he empezado este viaje en el mundo de la escritura, me veo obligado a escribir este post, pues creo que todavía hay mucho que aprender.

Hace poco me encontraba en un grupo de Facebook, cuando una autora cuyo nombre no voy a escribir para que nadie se distraiga del tema, decidió dar a conocer un poco más su novela, de género erótico y romántico.

Al cabo de un rato, un ser de nuestro mundo dijo “Otra que utiliza el sexo para vender.”

En menos de lo que canta un gallo, se generó una pequeña discusión entre diferentes puntos de vista (entre las cuales se encuentra la mía, como no, ya que soy una persona conocida por desear ver el mundo arder).

¿Qué quiero decir con esto? Muchas veces, vemos algo, de unas características en concreto, y nuestro sistema de etiquetaje cerebral (sí, ese que pone etiquetas a todo), dice “Erótico = libro malo. Usa sexo para vender”. Desgraciadamente, este mecanismo al que estamos habituados, es dañino hasta tal punto que nos ciega de una manera irreparable.

¿Por qué un libro erótico tiene que tener poca calidad o solamente se usa el sexo para vender? Disculpadme la expresión, pero esto es una gilipollez.

Edward de Bono, autor de libros como “El pensamiento lateral” o “”Yo tengo razón, tú estás equivocado”, nos cuenta en sus obras que esta clase de pensamiento, originada en su día por la lógica griega, es la raíz por la cual se han librado (y se libran) grandes batallas en la humanidad. Nuestra lógica funcionaría de la siguiente manera:

Si es cristiano odia a los mulsumanes (y a la inversa)

Si no cree en la democracia, es un facha.

Si no hace lo que su madre dice, es mal hijo.

Si es un libro erótico, es de mala calidad.

Evidentemente, estas cláusulas dependerán del tipo de persona.

Entonces, yo me pregunto, ¿por qué no abrir la mente de una vez? La vida es una escala de grises. No podemos juzgar nada más ver las cosas. Un libro, porque sea erótico, no quiere decir que no se hayan trabajado los conflictos que sufren los personajes, ni sus traumas. Todo lo contrario. He leído algunos libros eróticos, sí, incluso dirigidos a un público femenino (y realmente, me da igual que penséis si soy un salido. Sé que vuestro sistema de pensamiento dice: “Hombre que lee erótico = salido.”).

Me he encontrado libros, en los que la protagonista está tan anulada personalmente, que requiere del sexo como su forma de expresión. En otros, busca solamente el placer carnal, y en algunos, es simplemente para enfatizar el romanticismo del que requiere la historia.

Al fin y al cabo, el sexo debería ser una manifestación del amor, ¿no es así? Sin embargo, como seres humanos, éste adopta muchas formas, y son consecuencia de un sinfín de sentimientos, que no deberían ser juzgados, sino liberados.