Por trece razones… o por muchas más

Estimados lectores:

Por fin he acabado de escribir y publicar en Amazon mi segundo libro: La daga. Debo admitir que me siento plenamente orgulloso de haber podido finalizar este trabajo.

Desde la publicación de Encadenado, no ha sido para nada un año fácil para mí. He sufrido pérdidas familiares, accidentes y cambios de turno en mi trabajo. Además debo añadir que he tenido que dedicar tiempo a la carrera, así como visitar el gimnasio para mantenerme en el estado más saludable posible.

Pero por fin, he podido terminar una obra que me ha provocado más de un quebradero de cabeza.

No sé si habré escrito el relato perfecto. Lo dudo. No porque no me vea capaz de hacerlo, sino al contrario. A medida que pasa el tiempo, a medida que aprendo, me doy cada vez más cuenta de lo ignorante que soy, de que debo no solo trabajar más aspectos como la narrativa o aquello que llaman estilo.

Debo aprender, y mucho.

Pero hay algo de lo que me he dado cuenta. Lo observé cuando escribí Encadenado e intenté reflejar en una obra cómo se destruye la autoestima de un individuo desde su nacimiento. Luego enfaticé mis pensamientos en La daga, y narré en una historia acerca de cuán decepcionado me siento con el trato hacia la mujer hoy en día.

A lo largo de este año, millones de ideas han surgido mi mente y he llegado a la conclusión de que, aunque me quede mucho que aprender, no debo parar de escribir.

Por mucho que critiquen, por mucho que me odien, aunque mi estilo no sea nada cercano a lo perfecto. Me da igual. El mensaje me ha quedado claro:

NO DEBO PARAR DE ESCRIBIR.

Pero, ¿escribir qué? Mis ideas traspasan diferentes géneros. Muchos con más experiencia en el campo me han recomendando usar seudónimos. Sin embargo, yo no me siento así. Lo encuentro una estupidez. Al menos para mis propósitos. Por eso seguiré firmando bajo mi nombre y apellido.

El mundo en el que vivimos hoy en día se muere. Así de claro. No es que haya sacado la misma frase que he usado para presentar a La daga cuando digo: <<Barcelona se muere…>>. Eso pertenece al contexto de ficción del libro. Lo que quiero decir es que vivimos en un mundo enfermo: vivimos en la envidia, destruimos a otros y a nosotros mismos, maltratamos a las mujeres y a los niños, organizamos guerras por el oro…

Entonces llegó el día en que me sentí perdido, cuando me quedaba poco para acabar mi segunda novela y vi la exitosa serie de televisión 13 Reasons Why (Por 13 razones) que para quien no lo sepa, trata de una chica de 17 años que se suicida tras recibir acoso escolar.

Vi una luz. Vi un nuevo camino que debía tomar. Si bien el tema del bullying está de moda, no puedo dormir pensando en todas las cosas que hacemos por dañar a los demás (me incluyo a mí mismo).

Mi camino no es escribir para vender ni para entretener. Ese no es mi destino. Quizás unos cuantos euros y reconocimiento son bienvenidos, pero acumularlos no hace feliz a nadie. Es una pura mentira.

Mi camino es abrir los ojos a la gente. Por eso me he propuesto escribir sobre temáticas oscuras e iluminadoras. Quiero hacer entender al lector cómo se destruye nuestro mundo por nuestras acciones ególatras.

En Encadenado, Víctor tiene una autoestima destruida por culpa de una sociedad zombificada que solo sigue la misma línea.

En La daga, Barcelona está hecha una puta mierda porque la población no lucha por un cambio a mejor.

En El diario de Saray, novela en la que trabajo, quería escribir una historia sobre una persona superficial, pero me he cargado los cuatros capítulos escritos para reenforcarlo desde otra perspectiva.

Y más historias, que yacen latentes dentro de mi cabeza, esperan para ser despertadas.

Iré creciendo, luchando por dominar el arte de la escritura. Dedicaré tiempo a crear hermosas, pero macabras melodías que hagan que quien me lea me ame al tiempo que me odie.

Porque este mundo necesita más que 13 razones para cambiar. Y este, va a ser si duda, mi cometido.

Espero que os gusten mis novelas y pensamientos.

Un abrazo,

Jorge Ruiz Fernández

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s