Páginas rotas – Carta en un cubo de la basura

Estimados lectores,

Cosas raras están pasando. Mientras continúo con la siguiente novela, me estoy encontrando con cartas escritas, documentos, historias que narran hechos o sentimientos. Lamentablemente no sé quién los escribió. Solo sé que pertenecen al mundo de Encadenado, la novela que inició todo un proyecto literario por mi parte. ¿O ocurrieron cosas con anterioridad? No tengo respuesta para ello. Solo sé que estas páginas, parecen no aportar nada, pero a alguien pertenecen. Estoy seguro de que algún día responderán preguntas de las historias que irán llegando. Aquí os la dejo.

Trozo de diario recogido en un contenedor de basura en la Ciutadella, Barcelona

28 de febrero de 2016

Ha sido duro, pero por fin lo hemos conseguido. Todas las lecciones aprendidas en el pasado están dando su fruto. Eso no quiere decir que las quiera recordar. Solo aprender de ellas.

Él no sabe nada acerca de este diario. Sé que dicen que el amor es compartir tus secretos más íntimos con las personas que amas. Este no es mi caso. Pese a que lo amo con locura, todavía no confío del todo en él. Aún debe tomar una decisión sobre su vida. ¿O debería tomarla yo? No lo sé. Solo sé que le quiero y me debo armar de paciencia. La luz que irradía su interior es única. Además, no es momento de pensar en ello. Hay cosas más importantes de las que preocuparse en este momento.

Hace unas semanas conocimos a una chica. De apariencia alegre, fuerte e independiente. Enseguida me di cuenta de su alma rota. Él también tenía el alma rota, pero no como ella.

La chica, de cabellos cubiertos por finos hilos de oro y unos ojos como el zafiro, irradiaba una frialdad de la misma intensidad que el brillo azul de su mirada. Su corazón era puro, de eso no me cabe la menor duda, pero también roto en mil pedazos. Cada trocito se unía al otro por grandes dosis de maldad: ira, miedo, violencia… pero de lo que más había era venganza.

Le advertimos. Le dijimos que lo que hacía era peligroso. Cegada por su afán de hacer justicia con los métodos más salvajes, había despertado en la ciudad un gran rencor hacía su persona. Quise hablar con ella, pero no escuchaba. Sólo quería luchar y derramar sangre de cerdo con sus letras.

No obstante, cada día que pasaba, me daba cuenta de la realidad del asunto.  Por las noches era cada vez más habitual escuchar las sirenas de la policía, ambulancias y gritos pidiendo auxilio. Sí, los diarios cubrían sus portadas con fútbol y espectáculo: provocaciones de Gerard Piqué, la apoteosis de Messi, o las ansias de Cristiano Ronaldo por por obtener el balón de oro. Ya lo decían los romanos: panem et circenses. Dale al pueblo pan y circo para tenerlo controlado, aunque en España con solo dar circo ya era suficiente para distraer a la población. Nadie salía a protestar en las calles por el hambre, pero sí cuando ganaba su equipo favorito.

En cambio, la chica rubia, gracias a ese fuego descontrolado que causa su odio tanto hacia las fuerzas de la ley, como aquellos que se aprovechaban del sistema, despertaba poco a poco a la gente del mal que los medios ocultaban pero que se propagaba como el fuego. Barcelona, la ciudad a la que decidí viajar y vivir en cuanto las cosas se torcieron, se estaba muriendo. Poco a poco se descomponía, dejando paso a la inseguridad y al miedo.

¿Debería huir? De nada serviría. Ya lo hice años atrás en Cambridge y sé que tanto lo bueno como lo malo es solo temporal. Tarde o temprano deberé enfrentarme de nuevo a los problemas. Además, el resto de España no está mucho mejor que Barcelona que digamos.

Sólo nos queda luchar junto con la chica contra las bandas criminales que habían surgido.

Y contra todas las amenazas que surgirán.

Anuncios

3 pensamientos en “Páginas rotas – Carta en un cubo de la basura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s