“Yo tengo razón, tú estás equivocado”

En vista a las numerosas discusiones con las que me estoy encontrando últimamente desde que he empezado este viaje en el mundo de la escritura, me veo obligado a escribir este post, pues creo que todavía hay mucho que aprender.

Hace poco me encontraba en un grupo de Facebook, cuando una autora cuyo nombre no voy a escribir para que nadie se distraiga del tema, decidió dar a conocer un poco más su novela, de género erótico y romántico.

Al cabo de un rato, un ser de nuestro mundo dijo “Otra que utiliza el sexo para vender.”

En menos de lo que canta un gallo, se generó una pequeña discusión entre diferentes puntos de vista (entre las cuales se encuentra la mía, como no, ya que soy una persona conocida por desear ver el mundo arder).

¿Qué quiero decir con esto? Muchas veces, vemos algo, de unas características en concreto, y nuestro sistema de etiquetaje cerebral (sí, ese que pone etiquetas a todo), dice “Erótico = libro malo. Usa sexo para vender”. Desgraciadamente, este mecanismo al que estamos habituados, es dañino hasta tal punto que nos ciega de una manera irreparable.

¿Por qué un libro erótico tiene que tener poca calidad o solamente se usa el sexo para vender? Disculpadme la expresión, pero esto es una gilipollez.

Edward de Bono, autor de libros como “El pensamiento lateral” o “”Yo tengo razón, tú estás equivocado”, nos cuenta en sus obras que esta clase de pensamiento, originada en su día por la lógica griega, es la raíz por la cual se han librado (y se libran) grandes batallas en la humanidad. Nuestra lógica funcionaría de la siguiente manera:

Si es cristiano odia a los mulsumanes (y a la inversa)

Si no cree en la democracia, es un facha.

Si no hace lo que su madre dice, es mal hijo.

Si es un libro erótico, es de mala calidad.

Evidentemente, estas cláusulas dependerán del tipo de persona.

Entonces, yo me pregunto, ¿por qué no abrir la mente de una vez? La vida es una escala de grises. No podemos juzgar nada más ver las cosas. Un libro, porque sea erótico, no quiere decir que no se hayan trabajado los conflictos que sufren los personajes, ni sus traumas. Todo lo contrario. He leído algunos libros eróticos, sí, incluso dirigidos a un público femenino (y realmente, me da igual que penséis si soy un salido. Sé que vuestro sistema de pensamiento dice: “Hombre que lee erótico = salido.”).

Me he encontrado libros, en los que la protagonista está tan anulada personalmente, que requiere del sexo como su forma de expresión. En otros, busca solamente el placer carnal, y en algunos, es simplemente para enfatizar el romanticismo del que requiere la historia.

Al fin y al cabo, el sexo debería ser una manifestación del amor, ¿no es así? Sin embargo, como seres humanos, éste adopta muchas formas, y son consecuencia de un sinfín de sentimientos, que no deberían ser juzgados, sino liberados.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s