El Pingüino

Hace una semana aproximadamente, escribí una entrada llamada Los demás importan. En esta entrada de hoy me gustaría hablar de un personaje ficticio, muy conocido, la historia del cual admiro mucho, pues me da mucho que pensar. Ese personaje es el villano conocido como El Pingüino.

Para los que no sepáis quién es, os daré una pequeña introducción. Es uno de los enemigos de Batman, uno de los superhéroes de DC Comics. ¿Por qué es tan importante y qué podemos aprender de él?

Pues bien, hay una serie de televisión llamada Gotham, basada en el detective Jim Gordon, aliado de Batman, que investiga sobre quién asesinó a los padres de Bruce Wayne. A raíz de esto, debe enfrentarse a los criminales que van acechando la ciudad.

En esta serie de televisión se explica el origen de los personajes de Batman, entre ellos, El Pingüino.

De nombre Oswald Cobblepot, empieza su carrera criminal siendo un don nadie. Simplemente, recibe órdenes de una diva llamada Fish. Nadie le respeta, pues tras un problema de cadera, y una horrenda nariz, más su rareza natural como persona, hace que se rían de él.

No obstante, aprovechándose de su apariencia inofensiva, comienza a manipular aquellos que poseen poder, com los mafiosos Don Falcone y Don Maroni. A través de sus artimañas, peloteo, y saber aprovechar las oportunidades, poco a poco va creciendo en la carrera del crimen, obteniendo más poder y esbirros a su cargo.

Para los que siguen Batman, conocerán que se trata de uno de los villanos más poderosos, y me ha dado mucho qué pensar.

Hace tiempo, leí un libro llamado “Cómo hacer amigos e influenciar sobre las personas”, de Dale Carnegie. En él, se indicaba que para conseguir el éxito profesional, no basta únicamente con disponer de conocimientos técnicos, sino de saber relacionarse con las personas.

Lo leí, y le encontré bastante sentido. Es bastante común que en las empresas, hayan personas con apenas conocimiento que suben posiciones como la espuma.  Normalmente suelen ser pelotas, o lameculos, como decimos aquí bien en España.. No obstante, algunos simplemente saben ganarse simplemente el respeto de los demás y convertirse en líderes.

Lo que importa de todo esto es que saben cómo manejarse con los demás. Saben detectar quiénes les pueden dar un empujón. No se centran en sacar el trabajo como una mula pese a poseer conocimientos técnicos que nadie pudiese imaginar.

Por esta razón, he decidido seguir los pasos del Pingüino. Con esto no quiere decir que me una a una mafia, o me vuelva un pelota. Todo lo contrario. He decidido que voy a aprender de este personaje ficticio y aplicarlo de manera ética.

¿Cómo lo voy a hacer?

Para comenzar, voy a crear una Sección VIP en mi página web. En ella, voy a incluir enlaces de profesionales, tanto del mundo de la escritura como de otros campos. ¿Por qué? Porque uno no puede crecer profesionalmente sin el apoyo de los demás, y para ello, empezaré apoyándolos a ellos, a aquellas personas que realmente considere que lo merezcan.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s